Tomar café reduce el riesgo de muerte prematura, según un estudio navarro

Beber hasta 4 tazas de café al día reduce en un 64% el riesgo de mortalidad, según el Complejo Hospitalario de Navarra.

0
22

La cardióloga del Complejo Hospitalario de Navarra Adela Navarro sostiene que consumir diariamente cuatro tazas de café reduce el riesgo de muerte prematura.

Según un trabajo realizada en el marco del proyecto SUN de la Universidad de Navarra, el consumo de café está asociado a un menor riesgo de muerte prematura en personas sanas. La investigación, presentada por Navarro en el Congreso anual de la Sociedad Europea de Cardiología, se ha desarrollado durante una década con 19.896 personas de entre 25 y 60 años, en las que se analizaron sus hábitos y la evolución de la salud y mortalidad.

El estudio ha permitido concluir, según asegura la Unversidad en un comunicado, que “beber hasta cuatro tazas de café al día (50cc, acompañadas o no de leche) reduce en un 64 % el riesgo de mortalidad respecto a no tomar ningún café”.

Durante la investigación, en cuya transcurso fallecieron 337 participantes, los expertos “descubrieron que el consumo de dos tazas adicionales de café por día resultaba en una reducción del 22 % en el riesgo de mortalidad prematura”.

“Además, observaron que en personas mayores de 45 años el consumo de dos tazas adicionales de café por día se asoció con un 30 % de menor riesgo de mortalidad durante el seguimiento”.

Este dato, indica Navarro, “puede deberse a una asociación protectora más fuerte entre los participantes mayores” ya que “no se encontró una asociación clara en participantes más jóvenes”.

Esta especialista considera que el posible efecto protector del café podría deberse a su alto contenido en polifenoles, unos componentes minoritarios que están presentes también en otros alimentos, que pueden tener propiedades antinflamatorias.

En todo caso advierte la experta que pese a estos efectos beneficiosos que parece tener el café sobre la salud, es preciso mantener la cautela, por lo que aconseja “su consumo dentro de un patrón de alimentación global saludable y acompañarlo de un estilo de vida sano”.

VíaEITB
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here