Con el objetivo de brindar mayor seguridad y mejores resultados a los pacientes, Tijuana reitera ser una ciudad de vanguardia y mantiene su posición como uno de los principales destinos a nivel mundial en cirugía plástica.

Así lo expresó el Dr. Irving Rodríguez López durante la sesión académica del Colegio de Cirujanos Plásticos, Estéticos y Reconstructivos de Baja California (Ccperbc) que preside la Dra. Carmina Cárdenas Malta, donde se analizaron procedimientos que son complementarios y ofrecen eficacia y seguridad.

Se refirió a la tecnología J-Plasma que desde que fue introducida a México, ha sido un coadyuvante para estirar la piel, al trabajar con el remanente de flacidez que queda después de una liposucción.

Logra resaltar formas musculares y en la actualidad es una técnica que ha ido ganando terreno en la práctica de los cirujanos plásticos, las estadísticas demuestran que del 100% de los pacientes, el 95% está solicitando esta tecnología, indicó.

Representa una alternativa para aquellas zonas del cuerpo difíciles de bajar de peso, incluso para mujeres que hayan tenido hijos, evitando con ello cirugías de mayor complejidad y cicatrices notorias.

Cabe mencionar que en lo que va de 2021 de acuerdo con el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva (Cmcper), la tendencia de cirugías está precisamente la lipoescultura, también el aumento mamario, abdominoplastía, rinoplastía y la mentoplastía.

Es por ello que el Dr. Rodríguez López reiteró la importancia de atenderse con cirujanos plásticos certificados, ya que el uso indebido de tecnologías como J-Plasma por médicos no entrenados, podría provocar quemaduras e irregularidades.