La coordinadora de Nutrición, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tlaxcala, Xóchitl Juárez Guzmán, recomendó consumir agua simple en pequeños sorbos durante el día, tomar unos 10 minutos de sol, dormir bien, hacer ejercicio, aprender a manejar el estrés y tener siempre ideas, cosas y proyectos por realizar cada día.

Lo anterior, debiera ser un comportamiento normal, habitual, de todas las personas, sin embargo no es así, motivo por el cual, invitó a la población a cambiar su estilo de vida y que éste sea más activo y saludable.

Al tener que convivir con la COVID-19, es imperativo tener nuestro sistema inmunológico mejor adaptado y pertrechado frente a dicho virus o cualquier otro.

El sistema inmune, se puede dividir en dos tipos, uno que funciona desde el momento de la concepción y se desarrolla, llamado (innato), y otro que evoluciona a lo largo de la vida, según las enfermedades que ataquen al cuerpo, éste se denomina adaptativo.

El sistema inmunológico es la defensa natural de nuestro cuerpo contra las infecciones. Por medio de una serie de pasos, el cuerpo combate y destruye organismos infecciosos invasores antes de que nos causen daño.

Cuando nuestro sistema inmunológico funciona adecuadamente, nos protege de infecciones que causan enfermedades.

Además, permite mantener al organismo libre de agentes extraños potencialmente nocivos, como toxinas, sustancias dañinas o venenosas, virus, bacterias y otros microrganismos. Nos defiende de todas las infecciones que se pueden alojar en nuestro cuerpo.

“Por ello, además de tomar agua, sol, dormir, hacer ejercicio y manejar nuestro estrés, es fundamental que lo que comemos y tomamos todos los días, tenga alguno de los siguientes componentes: limón, arándanos, sandía, camote, piña, pera, papaya, mango, naranja, mandarina, guayaba, melón, plátano, aguacate, huevo, pescado, todas las verduras, cereales, ajo, avena, yogurt natural, miel, canela, cúrcuma y jengibre”, precisó Xóchitl Juárez.