Director de hospital en Galilea ofrece atención médica a víctimas del desastre de Beirut en Israel

Foto: Hombres que transportan botellas de agua pasan junto a edificios y vehículos dañados cerca del lugar de la explosión del martes en la zona portuaria de Beirut, Líbano, el 5 de agosto de 2020. Foto: Reuters / Aziz Taher.

1
365

El director de uno de los hospitales más grandes del norte de Israel pidió el miércoles al gobierno libanés que aceptara una oferta de ayuda israelí después de una mortal explosión en Beirut.

Tras la explosión masiva en la capital libanesa el martes que mató a más de cien personas e hirió a miles más, Israel ofreció oficialmente asistencia humanitaria al Líbano. Hasta ahora, no ha habido respuesta.

En una entrevista con el diario israelí Yediot Aharonot el miércoles, el Dr. Masad Barhoum, jefe del Centro Médico de Galilea en Nahariya, instó a Líbano a dejar que Israel brinde ayuda e hizo un llamamiento por la paz entre los dos países.

Al referirse a un punto de cruce en la frontera entre Israel y el Líbano, Barhoum dijo: “El Estado de Israel está listo para abrir un hospital de campaña al sur de Rosh Hanikra, pero es mucho más rápido enviarnos pacientes para que podamos tratarlos”.

“Me acerqué al presidente del Líbano y le dije que estaba abriendo las puertas del hospital para recibir a cualquier persona herida”, agregó. “Cada minuto que pasa, más personas morirán, y desafortunadamente, sabemos que en estos incidentes, puede haber un colapso del sistema de salud”.

Hablando en árabe, Barhoum continuó: “Quizás este sea el último gran desastre del Líbano. Tal vez podamos ayudarnos unos a otros y traer la paz “.

Barhoum no estaba solo en su llamada. El Centro Médico Sourasky de Tel Aviv hizo una declaración formal, diciendo: “Estamos listos para brindar ayuda de cualquier manera necesaria y recibir a cualquier persona herida”.

Dirigiéndose directamente al pueblo libanés, el centro médico declaró: “Sé fuerte y dinos solo paz y hermandad”.

El profesor Yitshak Kreiss, director general del Centro Médico Sheba en Tel Hashomer, declaró que su hospital podría recibir a los libaneses heridos en la explosión y dijo: “Es nuestro deber ayudar a cualquiera que lo necesite, y especialmente a nuestros vecinos”.

“Estamos preparados y listos para cualquier tarea que se nos asigne”, agregó.

El Centro Médico Ziv en Safed y el Campus de Atención Médica Rambam en Haifa también ofrecieron asistencia al Líbano.