Importante detectar cardiopatías congénitas en niños

    0
    55

    Las malformaciones del corazón son las enfermedades congénitas más frecuentes en los niños, las cuales son detectadas tardíamente, por lo que es importante promover una concientización en la población.

    Así lo señaló el Dr. Adrián Sánchez Flores, presidente de la Fundación Bebé Cardio, quien comentó que este problema es a nivel mundial, cuya estadística dice que por cada 100 niños que nacen uno tiene un problema congénito del corazón.

    “Hay problemas que se detectan desde el nacimiento, pero muchas veces pueden pasar años sin percatarse de que los niños tienen un problema y el corazón se va cansando”, alertó el médico cardiopediatra.

    Mencionó que las cardiopatías más frecuentes son la comunicación interventricular, la persistencia del conducto arterioso, y la comunicación interauricular, aunque puede haber hasta 40 tipos de lesiones, desde las que requieren tratamiento de mínima invasión como un cateterismo, hasta cirugías más complejas a corazón abierto.

    “El año pasado operé a siete niños por cateterismo en el Hospital Regional 1 del IMSS, a donde refieren de casos de diferentes municipios, por lo que la demanda es alta; en ocasiones hay lista de espera de hasta año y medio”, subrayó.

    Y es que en la ciudad apenas existen siete médicos pediatras con especialidad en cardiología, dijo, de los cuales solo dos operan a corazón abierto, y dos, incluyéndolo a él, realizan intervenciones de mínima invasión.

    Lo importante aquí es difundir la importancia de sensibilizarse sobre este problema que es una realidad, a fin de que los padres de familia logren un diagnóstico temprano y busquen tratamiento para sus hijos.

    Para ello, resaltó el Dr. Sánchez, se deben reconocer ciertos síntomas en los niños tales como presentar coloración azulada en manos y pies, o alrededor de la boca; sudoración excesiva o cansancio al comer, palpitaciones, desmayos, por mencionar algunos.

    Por último, el presidente de la Fundación bebé Cardio subrayó la necesidad de emprender campañas de detección en escuelas, por ejemplo, así como el promover información sobre las cardiopatías congénitas.