El 15% de la población mundial es infértil de ese porcentaje el 20% se debe al factor masculino por sí solo, con otras causas asociadas llega aportar otro 20%-30%, comentó la Dra. Beatriz Hernández Mendieta, ginecóloga obstetra y bióloga de la reproducción de Vida Instituto de Reproducción Humana del Noroeste.

La infertilidad se clasifica en primaria cuando nunca se ha tenido hijos y secundaria cuando existe un antecedente de procreación pero ya no se ha podido conseguir nuevamente, a pesar de ser padres pueden presentar problemas años después.

Diversos son los factores que ocasionan infertilidad en los hombres pero lo que acapara la atención de los especialistas es que en los últimos 10 años la fertilidad ha disminuido hasta un 15% a nivel mundial, varios estudios lo asocian con el estilo de vida.

Malos hábitos alimenticios que propician la obesidad como el consumo de alcohol, drogas y tabaco son algunas de la causas, pero también se ha encontrado relación con el uso constante del celular, la radiación de radiofrecuencia electromagnética que emiten dañan el ADN y las células testiculares productoras de espermatozoides alterando los parámetros seminales.

La Dra. Hernández Mendieta refirió que hay factores laborales que intervienen en la fertilidad del hombre como aquellos que pasan sentados por tiempos prolongados, expuestos a altas temperaturas o tóxicos como fertilizantes e insecticidas, entre otros.

La disminución de testosterona traducido en bajo deseo para tener relaciones, desaparición de vello, crecimiento de los pechos y engordamiento de la parte central del cuerpo son datos de alteraciones hormonales que condicionan la producción de espermatozoides.

La ginecóloga obstetra y bióloga de la reproducción de Vida Instituto de Reproducción Humana del Noroeste, recomendó el seminograma como un  diagnóstico para evaluar la concentración, movilidad y morfología de los espermatozoides, así como una consejería genética adecuada ya que aunque no es frecuente también puede deberse a una condición hereditaria.