El dolor de la espalda baja (DEB) es una condición muy común, y una que es muy cara para nuestro sistema de atención de la salud. Los expertos estiman que el dolor crónico de espalda baja cuesta a los EEUU cerca de US$ 100 mil millones de dólares al año en costos directos e indirectos. Como los autores de un estudio escribieron:

“Un factor que explica estos enormes costos es el alto índice de recurrencia e invalidez crónica relacionada con desórdenes de la espalda baja… Se ha sugerido que solo el 10% de los paciente con DEB generan más del 80% de los costos relacionados con el DEB.”

Debido a los enormes costos de tratar el dolor crónico de espalda, la prevención es una meta importante. El estudio actual se propuso examinar el papel de la quiropráctica en el tratamiento del dolor crónico de espalda baja. Los autores estudiaron 30 pacientes que habían sufrido dolor de espalda al menos durante seis meses. Todos los pacientes fueron sujetos a un periodo de control de un mes que consistió en no tener ningún tratamiento. Esto se incluyó para que los investigadores pudieran observar el curso natural de los síntomas de dolor de espalda.

Después de este periodo base, la mitad de los pacientes (grupo 1) recibió un tratamiento quiropráctico intensivo que consistió de 12 tratamientos en un mes, luego ningún tratamiento en nueve meses. La otra mitad de los pacientes (grupo 2) recibió el mismo tratamiento intensivo, pero también recibieron tratamientos quiroprácticos de mantenimiento cada 3 semanas durante 9 meses. Al final del periodo de 9 meses, ambos grupos fueron nuevamente examinados.

Después de analizar los resultados, los autores encontraron lo siguiente:

  • Los niveles de dolor se redujeron en ambos grupos de pacientes. El mes intensivo de ajustes quiroprácticos redujo el dolor, incluso sin tratamiento de seguimiento.
  • Los niveles de incapacidad, sin embargo, mostraron diferentes respuestas. Para los pacientes sin tratamiento continuado, los niveles de incapacidad regresaron a los niveles anteriores al tratamiento en la escala de Oswestry. Los pacientes del grupo 2 – que recibieron tratamientos de mantenimiento – continuaron viendo mejora en sus calificaciones de incapacidad a lo largo de los 9 meses completos.

La siguiente gráfica ilustra las diferencias entre los dos grupos en cuanto a niveles de incapacidad:

Los autores concluyeron:

“Este estudio parece confirmar reportes previos que mostraban que el DEB y las calificaciones de incapacidad se reducen con la manipulación de la columna vertebral. También muestra los efectos positivos del tratamiento quiropráctico preventivo para mantener las capacidades funcionales y reducir la cantidad e intensidad de los episodios de dolor después de una fase aguda de tratamiento. La atención quiropráctica de mantenimiento que involucra la manipulación de columna combinada con otras modalidades de tratamiento (ejercicio, programa de manejo del dolor) debe ser investigada. Dichas intervenciones combinadas podrían tener una influencia crítica en el dolor, la incapacidad y el regreso al trabajo.”

Descarreaux M, Blouin JS, Drolet M, Papadimitriou S, Teasdale N. Efficacy of preventive spinal manipulation for chronic low-back pain and related disabilities: a preliminary study. Journal of Manipulative and Physiological Therapeutics 2004; 27:509-514.


Dolorfin.com