La importancia de los electrolitos para hacer deporte: equilibrio saludable

    Los electrolitos son los químicos que el torrente sanguíneo contiene para regular funciones importantes del cuerpo como son el equilibrio de la cantidad de agua en el organismo, la acidez de la sangre y la actividad muscular.

    0
    168

    Durante cualquier actividad física, los electrolitos se pierden mediante el sudor y es necesario reponerlos mediante líquidos que los contengan, puesto que el agua contiene electrolitos en concentraciones muy bajas, muy inferiores a la del plasma sanguíneo que hay en nuestro organismo.

    La ayuda a través de bebidas ricas en electrolitos está avalada por diferentes estudios, como los realizados por la Universidad de Alicante y por el Departamento de Prevención y Tratamiento de las Lesiones del Deportista de la Universidad Católica de Murcia, donde se ha demostrado que los niveles de sodio, bicarbonato y glucosa se modifican en sentido positivo con la ingestión de electrolitos.

    Qué bebidas tienen más electrolitos

    agua de mar de Quinton

    Ampliar

    El agua de mar de Quinton se extrae de un vórtice en alta mar a 30 metros para obtener todos los electrolitos. Sandra García (Laboratorios Quinton)

    En 1996, Joan Miquel Coll, un emprendedor español vinculado al sector farmacéutico, adquirió unos laboratorios y obtuvo la patente del protocolo de producción desarrollado por René Quinton, creando en Alicante Laboratorios Quinton Internacional.

    Analizando uno de sus productos estrella, la efectividad de Totum Sport, se demuestra que se trata del único producto que ofrece 78 elementos naturales de forma asimilable por el cuerpo humano, ya que su composición es similar a la del plasma sanguíneo. Este producto, complemente natural y elaborado con agua de mar, actúa durante el entrenamiento para ayudar a prevenir lesiones musculares y acortar el periodo de recuperación. Además, entre otros beneficios, destacan:

    • Prevenir rampas, calambres y lesiones musculares, así como optimizar el rendimiento físico.
    • Mejorar la resistencia permitiendo una mayor carga de trabajo.
    • Aumentar la capacidad de concentración y retrasar la aparición de la fatiga.

    Los electrolitos que intervienen en la actividad física

    Si se pierde el balance de electrolitos en el cuerpo, el rendimiento no será igual y existe el riesgo de presentar fatiga muscular, calambres, espasmos musculares, náuseas, constipación, piel y boca secas y debilidad muscular. De este modo, debemos saber cuáles son los electrolitos principales y su función:

    • Potasio, se encarga, entre otras funciones, del almacenamiento de glucógeno y de equilibrio hídrico. Su valor normal en un cuerpo adulto es de 3,5-5,3 mEq/L.
    • Sodio, es el más abundante en el líquido extracelular y un elemento indispensable en deportistas. Interviene en el control de la presión sanguínea además de favorecer la contracción muscular. Su valor normal en un cuerpo adulto es de 136-145 mEq/L.
    • Calcio, la transmisión del impulso nervioso, la activación de los nervios y músculos, así como la derivada contracción muscular dependen, en gran parte, de este mineral. Su valor normal en un cuerpo adulto es de 4,5-5,5 mEq/L.
    • Magnesio, su función principal es la activación de vitaminas y enzimas, así como la aceleración del metabolismo de proteínas y ayuda al correcto funcionamiento muscular. Su valor normal en un cuerpo adulto es de 1,5-2,5 mEq/L.
    • Cloruro, ayuda a regular la cantidad de líquido en el organismo y para mantener el equilibrio ácido-base. El cloruro está presente en todos los líquidos del organismo, pero se encuentra en mayor concentración en la sangre y en el líquido extracelular. Su valor normal en un cuerpo adulto es de 97-107 mEq/L.

    De dónde salen el agua de mar de Quinton

    Los Vortex planctónicos de donde se extrae el agua de mar están protegidos por leyes marítimas internacionales. La extracción de agua de Mar Quinton se controla escrupulosamente para garantizar su preservación, mediante unas técnicas de filtrado en frío exclusivas conformes con la farmacopea europea, y para su preparación posterior en cámaras blancas de clase A para elementos termolábiles, según el protocolo original de René Quinton.