Un estudio realizado en ratones por un equipo de investigación del Technion, el Instituto de Tecnología de Israel, se centró en la lucha contra los tumores y demostró que las emociones positivas pueden reducir el cáncer.

Los investigadores señalaron que aunque ya existían estudios previos que encontraron una conexión entre el estado emocional y la capacidad del cuerpo para combatir el cáncer, se centraban principalmente en las emociones negativas y no en “el impacto de los atributos mentales positivos en la biología del cáncer”.

En su nuevo, los investigadores estimularon artificialmente los cerebros de ratones portadores de tumores, elevando sus niveles de dopamina, un neurotransmisor que ayuda a regular los sentimientos placenteros.

Luego identificaron una respuesta del sistema inmune de los ratones.

Después de 14 días de tratamiento continuo, los investigadores identificaron una reducción del 50 por ciento en el tamaño de los tumores.