Prueban una nueva técnica para retirar células de los pulmones

El objetivo es encontrar la manera de regenerar el tejido

0
7

Un equipo del Centro Médico de la Universidad de Columbia -Nueva York- probó en ratas un nuevo enfoque para extraer las células de las vías respiratorias y mantener el resto de la estructura del órgano. El objetivo trata de encontrar una forma de regenerar el tejido de los pulmones.

La investigación, publicada hoy en la revista Science Advances, podría en el futuro ofrecer una solución a la búsqueda de terapias para tratar a los pacientes con enfermedades pulmonares en etapa terminal.

Actualmente, el único tratamiento definitivo para este tipo de enfermedad es el trasplante, que es una intervención limitada por la baja cantidad de órganos aptos para este procedimiento. Según los autores, “las estrategias dirigidas a incrementar el número de pulmones trasplantables tendrían un impacto profundo e inmediato”.

A su vez. indicaron que una “intervención temprana con terapia genética o celular podría ofrecer incluso mayores beneficios al promover la reparación y regeneración pulmonar, lo que de ese modo podría reducir la progresión de la enfermedad y, finalmente, evitar la necesidad del trasplante”.

El problema se encuentra en que la complejidad propia del órgano dificulta los trabajos de ingeniería destinados a diseñar pulmones trasplantables. Hasta el momento, los órganos creados tienen un funcionamiento limitado, y en ocasiones, falla horas después del trasplante.

Con dicho panorama, optaron por generar un nuevo enfoque, en que apuntan a concentrarse solamente en las vías respiratorias.

El equipo trabajó con un modelo animal con ratas, en las que extrajo el epitelio -la capa celular más superficial- de las vías. Allí, los investigadores dejaron intactas la estructura y la red de vasos del resto del órgano, antes de implantar tejido humano.

Como resultado, observaron que el órgano no solo aceptaba las células pulmonares humanas, sino que también permitía su crecimiento.

De todas formas, el estudio tiene varias limitaciones y los investigadores reconocen que algunas células del epitelio original quedaron en el órgano, que utilizaron pulmones sanos y que no analizaron los cambios inmunológicos que pudieron ocurrir en el procedimiento.

A pesar de eso, el equipo de investigación cree que esta metodología “puede hacer frente a algunos de los desafíos que han retrasado el progreso en la bioingeniería pulmonar” y que “puede abrir nuevos caminos” en el campo de la medicina regenerativa.

Además, los autores consideran que la técnica también podría aplicarse a otros órganos, como el hígado y los riñones

VíaEl Observador
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here