Medicina tradicional china beneficia a pacientes de edad avanzada con COVID-19

0
144

Tras recuperarse de la neumonía COVID-19, Xu Ming, un ingeniero jubilado de 95 años, ya puede cocinar en casa para sí mismo con los alimentos entregados por los trabajadores comunitarios.

Xu forma parte del creciente número de pacientes de edad avanzada que se han recuperado de la epidemia en Wuhan, capital de la provincia central de Hubei y la ciudad más golpeada en China por la enfermedad.

Sin embargo, su médico mantenía un criterio reservado cuando Xu fue hospitalizado el 9 de febrero, presentando fiebre, tos y opacidades vitrales de base.

“Tan anciano y gravemente enfermo como estaba (Xu), era muy probable que su condición se volviera crítica”, recordó el doctor Zhang Jun, miembro del Hospital de Medicina Tradicional China de Wuhan. Al día siguiente, el paciente sufrió una disnea repentina y entró en coma.

“Desde la perspectiva de la medicina occidental, se debía inyectar una gran cantidad de sodio concentrado. Sin embargo, considerando la edad de Xu, tal procedimiento causaría un mayor desequilibrio de electrolitos, por lo que recurrimos a la medicina tradicional china (MTC) “, indicó Zhang.

Según el especialista, la MTC puede reducir los efectos secundarios de los medicamentos y minimizar el dolor de los pacientes ancianos durante el tratamiento.

Los médicos aplicaron un remedio de MTC personalizado para Xu, cuyo objetivo era ayudar a mejorar su función pulmonar, bajar la temperatura corporal y “disipar la humedad”, con un aumento en su asimilación de oxígeno.

“Recibí una decocción de medicina herbal dos veces al día, una por la mañana y la otra por la noche, y el médico me dijo que no me preocupara por el dinero, ya que los medicamentos eran gratuitos”, recordó Xu, cuyos síntomas fueron puestos bajo control tras recibir el tratamiento tras seis días consecutivos.

El 23 de febrero, el anciano fue declarado como recuperado y dado de alta del hospital para iniciar una cuarentena en casa por dos semanas.

Según Li Xucheng, médico jefe del departamento de urgencias del Hospital de Medicina Tradicional China de Wuhan, un total de 675 pacientes de COVID-19 fueron tratados en el centro, de los cuales el 60 por ciento tenían más de 65 años.

El hospital combinó la MTC y la medicina occidental para curar a los pacientes del nuevo coronavirus. “La MTC se ha utilizado en todos nuestros pacientes, y nadie en el hospital pasó de una condición leve a grave”, dijo Li.

“Lo que perseguimos no es un tratamiento 100 por ciento de MTC, sino uno que beneficie a nuestros pacientes”, señaló el especialista.

En lugar de eliminar el virus, la MTC tiene como objetivo mejorar la inmunidad de las personas, detalló Li, añadiendo que “no hay una cura eficaz; lo que hacemos es apoyar la vida de los pacientes y consolidar su inmunidad para que puedan luchar mejor contra el virus”.

Tradicionalmente, la MTC aboga por una prescripción personalizada para cada paciente. Sin embargo, en medio de la epidemia de coronavirus, han sido utilizados ampliamente tres medicamentos chinos patentados y tres recetas de MTC.

“Muchos pacientes tienen condiciones y causas patógenas similares. Teniendo en cuenta el gran número de personas que necesitan prescripciones en una epidemia de estas dimensiones, no creo que tratarlos con estas recetas sea un problema”, dijo Li.

El especialista puntualizó que los pacientes en estado grave que no se ajustaron a los medicamentos de MTC estandarizados recibieron recetas personalizadas.

También se estableció un hospital provisional orientado a la MTC en el distrito de Jiangxia de Wuhan, donde se trataron 564 casos confirmados de COVID-19 con síntomas leves. Ninguno de ellos pasó a la condición de casos graves, según Zhang Boli, miembro de la Academia China de Ingeniería.

Según el académico, a los pacientes de este hospital se aplicó la decocción de MTC en combinación con otros métodos de tratamiento integral como masajes, terapia auricular, acupuntura-moxibustión y ejercicios corporales de Tai Chi y Baduanjin.

“Teniendo en cuenta las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que alrededor del 13 por ciento de los casos leves se convierten en graves en todo el mundo, las prácticas en el hospital temporal de Jiangxia demostraron el efecto especial de la MTC en la prevención del deterioro y la mejora de la tasa de autocuración”, afirmó el especialista médico.

“Me siento muy afortunado de estar curado a los 95 años. Ya no tengo otro deseo que salir a la calle y pasear sin ninguna preocupación”, dijo Xu.