Todas las personas con una enfermedad grave como el cáncer pueden beneficiarse con cuidados paliativos como parte de su plan de tratamiento. La atención paliativa incluye cuidados de apoyo administrados por su equipo de atención médica, tales como alivio de síntomas, dolor y estrés. Estos cuidados tienen el objetivo de mejorar la calidad de vida para los pacientes y sus familias.

Los cuidados paliativos pueden incluir:

  • Medicamentos para controlar el dolor, las náuseas y otros síntomas
  • Ayuda con necesidades emocionales y espirituales
  • Apoyo para ayudarle a entender mejor su enfermedad y diagnóstico
  • Asistencia para tomar decisiones médicas
  • Coordinación con sus otros médicos
  • Seguridad de que todas sus necesidades de cuidado físico, emocional, espiritual y social, están siendo atendidas

A veces la gente confunde cuidados paliativos con cuidados de hospicio. Ambos se enfocan en mejorar la calidad de vida de la persona mientras están en vida. Sin embargo, los cuidados paliativos son apropiados en cualquier edad y en cualquier etapa de una enfermedad grave. La atención paliativa se proporciona a lo largo de la enfermedad, mientras que el cuidado de hospicio se proporciona cuando se acerca el final de la vida.

Los cuidados paliativos pueden ser proporcionados por su equipo de atención médica habitual, o por especialistas en atención paliativa. Si usted tiene una necesidad que no está siendo satisfecha, hable con su médico, enfermera, o equipo de atención médica sobre incorporar cuidados paliativos en su tratamiento.