El ajo, una especia culinaria muy apreciada en todo el mundo desde hace siglos, tiene múltiples propiedades benéficas para la salud, que han sido comprobadas por diversos estudios científicos.

Previene el resfriado común

Este alimento puede disminuir la frecuencia de los resfriados, aunque los cura, según una investigación publicada en la revista American Family Physician.

Favorece el control de los niveles de colesterol alto y presión arterial

En un estudio publicado en la revista Journal of Nutritional Biochemistry se reportó que después de ingerir ajo por cuatro meses, los participantes tenían más bajos sus niveles de colesterol así como de presión arterial.

Disminuye la probabilidad de cáncer de pulmón

Los individuos que comen ajo crudo al menos dos veces a la semana tienen un 44% menos de riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Cancer Prevention Research.

Previene la formación de tumores cerebrales

Los glioblastomas cerebrales pueden ser destruidos por compuestos orgánicos del azufre que contiene el ajo, reportó una investigación difundida por la revista Cancer.

La osteoartritis de cadera se previene con el ajo

Las mujeres que seguían una dieta rica en vegetales tipo allium como el ajo, tenían menos signos de artrosis precoz en la articulación de la cadera, reportó la revista BMC Musculoskeletal Disorders.

Potente antibiótico

El ajo es 100 veces más eficaz que dos antibióticos de uso común para el tratamiento de la bacteria Campylobacter, causante de infecciones intestinales, según consta en el Journal of Antimicrobial Chemotherapy.

Protege el corazón

Un componente del aceite de ajo, el trisulfuro de dialilo, tiene un efecto cardioprotector durante cirugías y después de un infarto, reveló una investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad Emory.

Disminuye el riesgo de cáncer de próstata

El ajo está relacionado con un menor riesgo de cáncer de próstata, reporta el Journal of Cancer Prevention.

Reduce el daño al hígado provocado por el alcohol

El ajo podría tener efectos protectores contra el estrés oxidativo inducido por el etanol, es decir, previene las lesiones hepáticas producto del consumo excesivo del alcohol, según un estudio publicado en Biochimica et Biophysica Acta.

Disminuye el riesgo de parto prematuro

La ingesta de frutos secos y verduras Allium, como el ajo, combate infecciones microbianas relacionadas con partos prematuros, de acuerdo con una investigación del Journal of Nutrition.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here