Queilitis Angular – Causas, Síntomas Y Tratamiento

La acumulación de saliva en la comisura de la boca parece ser el principal factor desencadenante de la boquera

0
6

La queilitis angular, también conocida como boquera o perleche, es una herida dolorosa que se produce en el canto de la boca. La boquera es una dermatosis común, caracterizada por inflamación y fisura del ángulo de los labios.

Varias situaciones pueden proporcionar la aparición de la queilitis angular, los más comunes son el uso de aparatos dentales o prótesis dentales.

Si no se atacan las causas, la lesión puede perpetuarse, volviéndose crónica.

QUÉ ES BOQUERA

La queilitis angular es una herida que se produce debido a un proceso inflamatorio en el ángulo de la boca. Las lesiones pueden ser unilaterales o bilaterales. Los ancianos son los más afectados, pero la boquera también puede ocurrir en niños y jóvenes.

La acumulación de saliva en la comisura de la boca parece ser el factor desencadenante principal, facilitando la maceración de la piel, formación de fisuras y la contaminación de la herida por bacterias u hongos.

Situaciones que propician la acumulación de saliva en el ángulo de la boca, traumas o infección de la piel alrededor de la boca son los principales factores de riesgo para la queilitis angular. Podemos citar algunas situaciones de riesgo:

  • Proceso natural de envejecimiento, causando la caída de la piel en los cantos de la boca, favoreciendo la acumulación de saliva en esta región.
  • Ausencia de dientes, lo que cambia el ángulo de la boca, causando efectos similares al envejecimiento.
  • Uso de prótesis mal adaptadas
  • Uso de aparatos dentales.
  • Candidiasis oral.
  • Mala higiene oral.
  • Alergia a la pasta de dientes y otros productos dentales.
  • Problemas cutáneos que causan lesiones alrededor de la boca, tales como dermatitis atópica, psoriasis o dermatitis seborreica.
  • Labios secos, que favorecen la aparición de heridas.
  • Uso de fármacos que secan la boca, como isotretinoína.
  • Compulsión por lamer los labios, manteniéndolos siempre húmedos y expuestos a los gérmenes de la boca.
  • Consumo excesivo de alimentos ricos en azúcar, lo que favorece el crecimiento del hongo Candida.
  • Uso de corticoides inhalados, que favorece el crecimiento de gérmenes en la cavidad bucal.

Pacientes con inmunodeficiencia, ya sea por enfermedad o por uso de drogas inmunosupresoras, también están bajo mayor riesgo de desarrollar queilitis angular. Estos casos incluyen pacientes con VIH, cáncer, neutropenia, diabetes mellitus, anorexia o trasplantados de órganos.

Con menos frecuencia, la boquera puede ser causada por deficiencias nutricionales, tales como la falta de vitamina B, hierro o ácido fólico.

SÍNTOMAS DE LA BOQUERA

La queilitis angular puede presentarse como una fisura, grieta, ulceración, enrojecimiento o formación de costras en el canto de la boca. Las lesiones no entran en la boca, limitándose a la unión de la piel con la mucosa de los labios.

Como la piel del ángulo de los labios se lesiona, la simple acción de abrir la boca puede causar dolor intenso y ardor. Las lesiones de la queilitis angular generalmente no sangran, pero se pueden infectar, quedándose mucho inflamadas y con una costra de pus.

Boquera – Queilitis angular

La queilitis angular puede convertirse en una lesión crónica y persistente o presentar períodos de mejoría alternados con empeoramiento y retorno de las lesiones.

TRATAMIENTO DE LA BOQUERA

La primera parte del tratamiento para curar boquera es tratar de eliminar o corregir los problemas que están proporcionando su aparición. En muchos casos, la simple eliminación de los factores de riesgo es suficiente para curar la queilitis angular. En el anciano, el uso de una prótesis dental adecuada puede ser la única acción necesaria.

En muchos casos, sin embargo, solamente podemos curar la boquera con medicamentos. El uso de ungüentos puede solucionar el problema, pero primero se debe investigar la presencia de bacterias u hongos en las lesiones, porque la composición de ungüentos cambia conforme al germen que si desea tratar.

Si no hay ninguna infección bacteriana o micótica, ungüentos hidratantes y antiinflamatorios, tales como óxido de zinc o triamcinolona acetonido en orabase, son útiles. Cremas a base de vaselina también son una opción.

Si hay una infección por hongos, se puede usar ungüentos con cotrimazol, nistatina o miconazol. En algunos casos, el médico puede indicar el uso de tabletas de fluconazol para ayudar en la eliminación de las lesiones micóticas.

Si hay infección por bacterias,  se indican ungüentos como la mupirocina. Generalmente se realiza el tratamiento de boquera con ungüento durante 1 a 3 semanas.

VíaMD Saúde
Compartir

Somos es un medio periodístico ciudadano, creado y alimentado por ciudadanos e instituciones de la Sociedad Civil.

Su objetivo es servir como medio ilustrativo de todo lo positivo que pasa, dejando el aspecto negativo para los otros medios.

Somos un espacio donde poder informarse, formarse, pensar, analizar y actuar informada e inteligentemente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here