¿Cómo funciona el sistema inmunológico?

    0
    355

    Ya sea utilizando ratones en el laboratorio o directamente con pacientes, las investigaciones están orientadas a la búsqueda de conocimiento que en un futuro pueda servir como base para la toma de decisiones por parte de autoridades del sector salud.

    La idea de que el sistema inmunológico de un recién nacido es débil, inmaduro y, en consecuencia, convierte de facto al neonato en inmunodeficiente, es un dogma que busca reevaluar el doctor Leopoldo Flores Romo, investigador del Departamento de Biología Celular del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav).

    sistema rec1 71817En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, Leopoldo Flores explicó que la causa de las enfermedades en neonatos no es precisamente una debilidad sino que, a diferencia de los adultos, no cuentan con memoria inmunológica.

    “Los adultos tienen memoria inmunológica, no se enferman tanto por esa memoria, ya hay células que fueron entrenadas y que ‘recuerdan’ pero un neonato no, se enfrenta por primera vez a las enfermedades”, sostuvo.

    Comunicó que los resultados preliminares de sus estudios demuestran que si bien las respuestas inmunes en neonatos son diferentes en magnitud a las de los adultos, sí se generan respuestas muy rápidas y tempranas.

    “Si en los recién nacidos se aplica ex profeso un antígeno experimental y se busca la reacción en los ganglios regionales, en tan solo 12 a 24 horas hay reacomodos y reorganización de células muy especializadas, pero si no aplicas nada, ello tarda días. Esto implica un alto grado de organización en el sistema inmune del neonato que sí induce buenas respuestas y, por supuesto, pueden ser protectoras”, subrayó el investigador.

    Respuestas a estímulos

    El principal argumento bajo el cual desarrolla sus estudios el doctor Leopoldo Flores es que si, en efecto, el sistema inmunológico del neonato fuera tan deficiente e inmaduro como se supone, no podría llegar a su etapa de adultez.

    “De hecho, en humanos hay sólidos argumentos, aunque se obvian: tan solo las vacunas de polio y tuberculosis se aplican en recién nacidos y funcionan tan bien que —afortunadamente— es muy raro ya ver niños con secuelas de polio”, ejemplificó.

    Para explorar su hipótesis, utiliza ratones recién nacidos en su laboratorio y observa la respuesta de los linfocitos, glóbulos blancos que forman parte esencial del sistema inmunológico.

    “Metemos un estímulo experimental en los animales recién nacidos y vemos si los linfocitos responden, por ejemplo, si en lugar de haber 10 ahora hay cien, quiere decir que se multiplicaron, eso lo comparamos con animales que no recibieron el estímulo, nuestro grupo de control”, detalló.

    Hasta ahora, los estudios del investigador nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) han encontrado que sí se manifiestan respuestas muy rápidas y organizadas en el sistema inmune de ratones neonatos.

    Leopoldo Flores Romo aclaró que su investigación se encuentra en una etapa de ciencia básica, orientada al entendimiento de los mecanismos que se observan en los ratones, con la posibilidad de que esa información sea útil en el futuro para el desarrollo de proyectos de ciencia aplicada.

    La administración de vacunas en recién nacidos es un ejemplo de las decisiones en que puede incidir el conocimiento del sistema inmunológico que se deriva de este tipo de estudios.

    Respuesta inmune en tuberculosis

    Las respuestas inmunes en neonatos es un tema de investigación abordado en los últimos años por el doctor Leopoldo Flores; sin embargo, sus estudios en inmunología iniciaron en tuberculosis, con la colaboración del doctor Rogelio Hernández Pando.

    Publicación

    Los más recientes resultados de las investigaciones en neonatos, financiadas por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y desarrolladas por el grupo del doctor Leopoldo Flores Romo, investigador del Cinvestav, fueron difundidos en el artículoImmunization of newborn mice accelerates the architectural maturation of lymph nodes, but aid-dependent IgG responses are still delayed compared to the adult, publicado en enero de este año en la revista Frontiers in Immunology.

    “Aunque ya hay mucha y excelente investigación en tuberculosis, empezamos con cosas que prácticamente no se habían hecho; por ejemplo, empezamos a estudiar los ganglios regionales al pulmón, donde deberían iniciarse estas respuestas, y vimos que sí las hay pero al parecer manipuladas, los microbios son muy inteligentes, entonces en lugar de tener respuestas en 24 a 48 horas, se ven 21 días después, un retraso muy prolongado y conveniente para la micobacteria”, apuntó.

    Señaló que dichos estudios revelan estrategias muy efectivas de la micobacteria para crecer y establecerse, lo que se atribuye a su adaptación evolutiva.

    Inmunología desde el CICESE

    En el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), investigadores aportan al campo de la inmunología desde el Departamento de Innovación Biomédica.

    En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, el doctor Marco Antonio de León Nava, investigador asociado del Departamento de Innovación Biomédica, comentó que son al menos tres especialistas los que trabajan en líneas de investigación relacionadas con la inmunología.

    Las aportaciones de los investigadores del CICESE van desde el desarrollo de anticuerpos neutralizantes hasta analizar la función de los linfocitos T en los procesos de propagación de tumores o la búsqueda de moléculas inmunorreguladoras.

    Hepatitis C en Baja California

    La investigación de Marco Antonio de León en el área de la inmunología se centra en la búsqueda de inmunomoduladores, es decir, moléculas con la capacidad de modular las funciones efectoras de los linfocitos T cooperadores, células protagónicas en la respuesta inmunológica.

    “En la medida en que se pueda promover, revertir o dirigir la función de estas células mediante la acción de moléculas específicas, se podrían manipular algunos procesos inmunológicos importantes durante, por ejemplo, alguna patología”, refirió el investigador.

    Experimentos con ratones neonatos en el Laboratorio de Inmunologia Celular del Cinvestav 3Experimentos con ratones neonatos en el Laboratorio de Inmunología Celular del Cinvestav.Comentó que en colaboración con el doctor Alexei Licea Navarro, han probado péptidos de origen marino y actualmente evalúan péptidos de origen viral, con la capacidad de regular linfocitos T, células orquestadoras de la respuesta inmune.

    Señaló que las proteínas virales para la evasión de la respuesta inmune constituyen una posible herramienta para intervenir en estadios de diversos procesos inmunológicos, no solo con el propósito de indagar en sus mecanismos sino también para posibles aplicaciones clínicas.

    “Un virus candidato es el virus de la hepatitis C (HCV), un patógeno que, como infinidad de estos piratas celulares, puede utilizar varias estrategias para evadir la respuesta inmunológica”, puntualizó.

    Por ahora, el doctor Marco Antonio de León y colaboradores, entre los que se encuentran especialistas de instituciones del sector salud, buscan financiamiento para el desarrollo de una investigación que responda a incógnitas sobre la infección de la hepatitis C en humanos, su alta incidencia y prevalencia en el estado de Baja California y la respuesta inmunológica de células T, asociada al tratamiento de los individuos afectados.

    El estudio se desarrollará con la colaboración de investigadores del propio CICESE, el Instituto Nacional de Cancerología, el Instituto de Investigaciones Biomédicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y expertos como el doctor Leopoldo Flores.