Importantes avances sobre posible alternativa a los antibióticos

    Los investigadores demuestran una alta eficacia de una combinación de metales y ácidos orgánicos para erradicar bacterias

    0
    177

    Los antibióticos son un medio eficaz para curar la contaminación bacteriana. Sin embargo, el extenso uso de sustancias antibióticas en la medicina y agricultura ha dado como resultado bacterias cada vez más resistentes. En 2014, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la humanidad se está acercando a la era post antibiótica, un mundo en el que los antibióticos ya no serán eficaces, e incluso contaminaciones ínfimas pondrían en peligro a la vida.

    Una alentadora investigación que combina metales y ácidos orgánicos como alternativa viable a los antibióticos se está llevando a cabo en Technion – Instituto Tecnológico de Israel. Las conclusiones de un equipo dirigido por el profesor asistente Oded Lewinson en la Facultad de Medicina de Rappion de Technion fueron publicadas recientemente en Nature Scientific Reports.

    Numerosas alternativas a los antibióticos están siendo probadas por investigadores de todo el mundo. En dos de ellos se usa metales como plata, zinc y cobre (que fueron utilizados en el antiguo Egipto y Grecia para el tratamiento de infecciones y purificar fuentes de agua) y el uso de ácidos orgánicos como el ácido alimentario que se utiliza como conservante en la industria alimentaria.

    En su investigación, Lewinson y su equipo combinaron ácidos orgánicos y metales en una concentración baja y encontraron que la combinación es extremadamente eficaz para erradicar bacterias patógenas como el cólera, salmonella y pseudómonas, así como la eliminación de bacterias que atacan a los cultivos agrícolas como tomates, melones y manzanas.

    “Combinar estos dos tipos de sustancias es mucho más eficaz que usar cada una por separado”, dijo Lewinson. “Esta combinación permite utilizar concentraciones extremadamente bajas de metales y ácidos alimentarios para preservar los alimentos y pulverizar los cultivos”.

    Agregó que la reducción de concentración de sustancias tiene implicaciones positivas significativas para el medio ambiente y la salud humana.

    La investigación fue realizada por el estudiante graduado Daniel Zhitnitsky y la post-doctorada Jessica Rose, bajo la dirección de Lewinson.