Científicos chinos estudian un nuevo medicamento que puede detener el coronavirus sin necesidad de vacuna

0
151
  • El medicamento que se ha probado en animales reduce el tiempo de recuperación y podría “curar” la enfermedad

Un laboratorio chino está desarrollando un medicamento que podría detener la pandemia de COVID19 en todo el mundo. No se trata de una vacuna sino de una medicina que puede acortar el tiempo de recuperación de la enfermedad e incluso inmunizar a los pacientes a corto plazo contra el virus..

El estudio se está llevando a cabo en la Universidad de Pekín (China), su Centro de Innovación Avanzada de Genómica lleva semanas estudiando dicha droga en animales, y comprobando su efecto terapeútico.”Cuando inyectamos anticuerpos neutralizantes en ratones infectados, después de cinco días la carga viral se reduce” asegura el director del centro Sunney Xie.

14 anticuerpos que neutralizan el virus

El medicamento utiliza anticuerpos neutralizantes, que produce el propio sistema inmunitario humano. Los científicos los aislaron de la sangre de 60 pacientes recuperados. Dichos anticuerpos evitan que el virus infecte las células.

El estudio fue publicado el pasado domingo en la revista
científica Cell, y sugiere que el uso de los anticuerpos proporciona una “cura” potencial para la enfermedad y acorta el tiempo de recuperación.

Vacuna frente a medicamento

El director del estudio, Sunney Xie, asegura que el medicamento podría estar listo este año y podría ser utilizado si han un rebrote del coronavirus durante el invierno. La COVID19 ha matado a más de 350.000 personas en todo el mundo.

“La planificación del ensayo clínico está en marcha”, asegura  Xie, pero no se llevará a cabo en China, sino en Australia. El motivo, según ellos, es que en el país asiático han disminuído los casos y hay menos conejillos de indias humanos para la prueba.El fármaco contiene 14 anticuerpos neutralizantes que se pueden “producir en masa en laboratorios” según este estudio.

“Podríamos detener la pandemia con un medicamento efectivo, incluso sin una vacuna” (Sunney Xie, director Centro de Innovación Genómica de la Universidad de Pekín)

El uso de anticuerpos en tratamientos farmacológicos no es  nuevo. Ha tenido éxito con otros virus como el VIH, el Ébola y el Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS).