Las enfermedades cardiovasculares se han convertido en un importante reto de salud pública. De acuerdo con la Secretaría de Salud, se estima que cinco de cada 10 mexicanos mueren a causa de eventos relacionados con el corazón (diabetes, obesidad, infartos, hipertensión, etc.).

En este sentido, es importante reconocer la destacada labor de los Dispositivos Médicos de alta tecnología que brindan atención oportuna y mejoran la calidad de vida de los miles de pacientes que padecen cardiopatías en el país. Por ello, en el marco del Día Mundial del Corazón, la Asociación Mexicana de Industrias Innovadoras de Dispositivos Médicos (AMID), enlista tres tecnologías poco invasivas que están cambiando los tratamientos tradicionales en beneficio del paciente:

1. Dispositivos preventivos y de diagnóstico: Actualmente existen exámenes de laboratorio de troponina de alta sensibilidad y equipos POC (Point of Care) que permiten el acceso rápido en al menos 18 minutos al resultado de laboratorio, lo que puede acelerar el diagnóstico y por lo tanto la atención adecuada de un paciente con dolor del corazón (precordial).

2. Desfibrilador implantable: Este Dispositivo Médico ayuda a controlar el ritmo cardiaco las 24 horas del día. Además, permite calcular de qué manera esta pulsando el corazón, enviando pequeñas señales eléctricas indoloras para corregir el ritmo en el paciente y así evitar algún infarto.

3. Técnica de ablación por catéter: Es un procedimiento no quirúrgico que consiste en un sistema de mapeo 3D con cuatro cámaras y un sistema de navegación del corazón a tiempo real. Al utilizar esta técnica el especialista (electrofisiólogo) puede insertar catéteres especializados dentro del corazón para bloquear los impulsos eléctricos anormales que causan desorden en el ritmo cardíaco.

Finalmente, es importante recordar que, gracias al progreso de la tecnología para la salud, la población ha ganado 3.2 años de vida saludable, en buena medida, se debe a la oportuna utilización de los dispositivos médicos innovadores.